El huevo, la mejor opción para fortalecer el pelo y cuándo debes usarlo
¡Cocido, frito o pochado! Indiferentemente de cómo lo consumamos, el huevo es una gran fuente energética para el cuerpo y el cabello, que nos ayuda a cuidar de este en nuestras horas más bajas.

Sunnyprot es la composición proteica del huevo a la que debemos agradecer que podamos reparar tan fácilmente la cadena de la queratina y aquellos daños causados por el peinado, el lavado u otros agentes externos diarios.  

¿Te has parado a pensar que, curiosamente, cuando estamos enfermos nuestro cabello empeora con nosotros? En momentos de baja vitalidad, desajustes emocionales o épocas de alto estrés y tensión, nuestro cabello también se ve resentido.

Por eso es tan importante que le ayudemos a recuperarse a través de elementos naturales que lo motiven a brillar de nuevo y activen de nuevo nuestras defensas capilares.

En Kamel tenemos muy claro los mejores momentos para utilizar el champú de huevo. A continuación, te damos una serie de recomendaciones sobre las mejores épocas para pasarte al huevo:

Cambios estacionales y de temperatura

Si hay algo con lo que se resiente nuestra salud son los cambios bruscos de temperatura, como sucede en los periodos de cambio estacional, en los que encontramos días muy fríos y lluviosos y otros extremadamente cálidos y secos.

Esta constante brusquedad en el ambiente hace que las defensas capilares se vean debilitadas, lo cual deriva en una pérdida de brillo y excesiva suciedad.

En estas ocasiones, se recomienda un uso moderado del champú de huevo, empezando antes del cambio estacional y alargándolo en el tiempo hasta que haya estabilidad ambiental.

El verano y la exposición al sol

La exposición al sol es otro aspecto al que debemos estar muy atentos, especialmente en verano y primavera.

Durante estas épocas acostumbramos a exponernos durante más tiempo a los rayos directo del sol, que aumentan su intensidad a medida que nos acercamos a la mitad del año.

Esto puede resecar el cabello, llegándo incluso a quebrarlo. Se recomienda un uso intensivo de productos con base de huevo en aquellas épocas en las que te bañes en la playa o piscina de formar regular, así como en las épocas en la que te expongas al sol durante largas horas. Una forma de potenciar de aumentar el efecto del huevo es dejarlo actuar durante 15 minutos antes de aclarar.

Épocas de estrés y ajetreo físico y emocional

Todos hemos sufrido alguna vez épocas puntuales de estrés que han pasado factura a nuestro cuerpo, ¡incluso muchas personas viven en un estado permanente!

Actualmente, estamos viviendo un confinamiento que puede causar un gran estrés a todo el mundo. Si bien el huevo no te quitará esta desagradable sensación, podemos ayudar a que nuestro cabello sufra lo menor posible mientras encontramos nuestras propias herramientas para erradicar la condición.

En esta situación, se recomienda un por periodos mensuales. Es decir, implementar el champú de manera intensiva durante cuatro semanas y cambiar por un champú neutro durante una semana. También se recomienda lavar el cabello en días alternos para no sobresaturarlo.

Otra recomendación que te damos es que pidas a alguien de confianza que te lave el cabello, ¡una relajación que pocas cosas pueden igualar!

 

El uso abusivo de gorros

En muchas ocasiones empleamos gorros que impiden que respire el pelo. Es muy importante no sólo que dejemos momentos de descanso a nuestro cabello, sino que también le ayudemos a recuperarse.

La recomendación es que dejemos un día el cabello al aire libre y empecemos a reforzar su recuperación con un champú de huevo a demanda – deberemos valorar a partir de la sobresaturación de grasa en el cabello. Como refuerzo, se recomienda usar una mascarilla de huevo de manera puntual para ayudar en aquellos casos en los que más hayamos abusado del cabello

 

Receta casera para mascarilla de huevo para el pelo

Primero, necesitaremos 1 o 2 huevos, dependiendo de la cantidad de pelo que tengamos, y deberemos batirlos bien.

 

Después, deberemos escoger el segundo ingrediente en función de nuestro objetivo:

  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva (para cabellos secos y con falta de brillo)
  • 4 o 5 cucharadas soperas de champú de aloe vera (para cabellos quebrados y débiles)
  • 1 limón exprimido (para cabellos con exceso de grasa)

 

Volveremos a mezclar hasta que quede una masa uniforme y aplicaremos para que el cabello quede empapado en abundancia. Lo mantendremos durante unos 20 – 25 minutos y después aclararemos muy bien para eliminar cualquier rastro y olor.

Coméntanos todas tus dudas a continuación en los comentarios, estaremos felices de contestarlas para un cuidado más natural de tu cabello y de toda tu familia. 

 

Kamel Dermofarmacia.